Malos entendidos de divorcio 🤔

Malos entendidos de divorcio 🤔

Se lleva al divorcio por una serie de desavenencias no resueltas.

Malos entendidos y divorcio

Si además existen malos entendidos la situación se complicará más aún pues una ruptura que se podría tramitar de una manera simple se va yendo de las manos por faltas de entendimiento de las partes adicionales a los motivos de la ruptura.

En algunos casos la relación se puede salvar, pero aún en los casos en los que la situación no tenga vuelta atrás convendrá la tramitación amistosa en los mejores términos posibles.

No estamos ante un problema real la tramitación del divorcio sino la oportunidad de entenderse de dos personas que quieren y/o necesitan resolver su unión y relación matrimonial.

No es algo en lo que haya que competir y discutir, todo lo contrario.

Salvar matrimonio:

Para salvar un matrimonio lo más importante es querer ya que hay personas que dicen querer salvar su matrimonio pero hacen todo lo contrario.

El punto partida es querer y el segundo paso sería el conocer qué es necesario y llevarlo a la práctica.

Tenemos que conocer bien a nuestra pareja y entender que es lo que necesita y qué ha sido lo que no ha funcionado entre nosotros.

Lo más común en las personas que están en fase de ruptura es que se empecinen en convencer al otro cónyuge de que tienen razón en aquello que dicen lo que se corresponde con que su pareja no la tenga lo que suele estropear aun más la situación.

Problemas de comunicación:

Una de las cosas más importantes en una pareja es saber explicar y entender cómo se siente cada uno de los miembros de la pareja. Sólo en ese momento podemos conocer si es posible el entendimiento en todos y cada uno de los aspectos de la vida cotidiana de una relación.

Hay cosas importantes que no lo son para la otra parte y viceversa.

Por ello lo justo para que no se entre en bucle como una pescadilla que se muerde la cola es ser claro y no tener miedo a poder deicr y escuchar los sentimientos y deseos en positivo y negatovo de la otra parte.

Es importante conocer tanto a la otra parte que se peuda propiciar que la comunicación de las cuestiones más importates se produzca en un momento adecuado sin agitación ni enfrentamiento.

Para poder hablar ambas partes tienen que estar preaparadas y ser un momento tranquilo en el que ninguno de los cónyuges estén a la defensiva.

En ocasiones cuando uno quiere hablar con el otro el otro no quiere y viceversa.

Al final la esencia de una pareja es ponerse en el lugar del otro y si nosotros mismos no somos capaces o incluso si no es capaz nuestra pareja, la relación estará avocada al divorcio o la infelicidad.

Por ello hay que luchar día a día por mantener relaciones justas y felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *